Diario deportivo Todo DxT

Puno

Los Diablos Azules con el “ki de sayayín” quieren ser campeones

Los Diablos Azules con el “ki de sayayín” quieren ser campeones
Foto: Sin Fronteras

Estos días se hizo viral la historia de un equipo que hace 6 años lucha por ser el mejor del campeonato Verano la Bombonera en Ayaviri. Para lograrlo, estrenaron hace poco sus nuevas camisetas diseñadas como armaduras de sayayines. Aquí les contamos la historia.

El club deportivo Diablos Azules nace  en la tierra de kankaho y la capital ganadera del Peru, Ayaviri, provincia Melgar (Puno). Fue en enero del 2014 a  iniciativa de Yino Soto Almanza y sus socios Jorge Hinojosa, Raúl Soto, Benji Mamani, Rudy huahuasonco; y como director técnico, Enrique Loayza.

NACE EL NOMBRE

El nombre del club se dio en reconocimiento a la diablada puneña y por las travesuras que hacían en la cancha, los jugadores. “Nuestro objetivo era participar en el campeonato de renombre la Bombonera y sólo queríamos pasarla bien. Pensamos que el fútbol es esa diversión”, dice Yino Soto.

En el campeonato que se juega en tierra y arenas, tuvieron un resaltante participación, la primera vez uqe jugaron. Ganaron una oveja en la capital ganadera del Peru.

Durante 6 años los diablos azules lograron tener refuerzos de jugadores de Puno, Arequipa y Chincha. Y su mejor logro, fue en 2018 al clasificar a los finales del campeonato Verano Bombonera de un total de 24 equipos.

SOBRE LA CAMISETA DE SAYAYIN

A inicios del campeonato, los resultados no eran favorables para los diablos azules, parecía que la magia de los diablos había perdido. Entonces debían ser creativos para contagiar el dinamismo.

Los amantes del ánime Dragon Ball necesitaban el “ki” para derrotar a sus rivales.

Cuando estrenaron sus nuevas camisetas no tuvieron miedo. Y aunque algunos creyeron que era broma, se tomaron la foto oficial antes del partido.

Subieron la imagen a las redes sociales y llegó a difundirse en medios nacionales e internacionales.

Haga clic para comentar

Déjanos tu comentario

Arriba