Diario deportivo Todo DxT

Ni vuelta que darle

Esclavo de sus palabras

Para referirme al presidente del Consejo Regional del IPD-Arequipa, Sergio Bolliger Marroquín, quiero utilizar el dicho: “Al toro por los cuernos y al hombre por el verbo”, aludiendo a los puntos débiles de ambos.

Igual que para vencer al toro hay que cogerle por los cuernos, al ser humano se le puede pillar por su palabrería. Bolliger, para justificar la tremenda metida de pata por lo que permitió hacer en el estadio Melgar, muy suelto de huesos, dijo muchas frases que solo saben a maquillaje verbal.

Pero, en fin, no soy juez o fiscal, soy periodista y amo mi trabajo. Por lo tanto, solo me queda analizar las palabras del señor Bolliger y ustedes sacarán sus propias conclusiones. Bolliger dijo primero: “Sin embargo, haciendo un análisis costo beneficio, el dinero que recibimos (20 mil soles), más algo que estará llegando por subsidios, nos servirá para trabajar en el mismo Estadio”. Quisiera entender si la explanada de la Dolores se alquila por más de 50,000 soles y el estadio de la UNSA supera los 70,000, ¿por qué alquilar el estadio Melgar por solo 20 mil?

Segundo: “Hubo excesos durante el desarrollo del evento extradeportivo que se realizó”. Producto de esos excesos, recuerdo que en una oportunidad un futbolista se cortó con un vidrio de botellas de cerveza en el césped del estadio y se le tuvo que suturar la herida con más de 25 puntos, luego de una fiesta como la del pasado 14 de agosto en la noche.

Tercero: “La empresa que alquiló este escenario no respetó las cláusulas del contrato”. Los contratos se suscriben y sirven para pactar las condiciones y dentro de ellas existen las llamadas penalidades que sanciona el incumplimiento de alguna de las partes. Entonces, ¿cómo es posible que diga sin inmutarse “que la empresa que alquiló este escenario no respetó las cláusulas del contrato y no exija que repare el daño”?

Cuarto: “Los escenarios deportivos no deben ser alquilados para este tipo de eventos”. Sí, señor Bolliger, pero usted nuevamente lo alquiló sin importarle las consecuencias posteriores y permitió que un mal empresario hiciera uso y abuso de las instalaciones del estadio Melgar.

Quinto: “Vengo haciendo la mejora en los escenarios deportivos y venimos desarrollando grandes e importantes mejoras para el estadio Melgar”. Entonces diga, ¿por qué someter a tan tremendo maltrato al estadio, la cancha, la pista atlética y demás instalaciones y solo para captar recursos? Le refresco la memoria. En marzo estuvo en Arequipa el presidente del IPD, Óscar Fernández, e informó que seremos sede de los Juegos Sudamericanos Escolares, que contará con la participación de miles de deportistas y, además, dijo que se cuenta con un presupuesto que cubrirá las mejoras de infraestructura y compra de material deportivo.

Por último, señor Bolliger, como usted bien lo dice: “Hago mi trabajo evaluando en todo momento la relación costo beneficio de cada acción y asumo el activo y pasivo de todo lo que ejecuto”. Permítame recordarle otro viejo dicho: “Los pecados se perdonan, los errores se pagan”. Pague pues, porque usted cometió, según sus propias palabras, un error. ¡Salvo mejor parecer!

Click para comentar

Déjanos tu comentario

Arriba