Diario deportivo Todo DxT

Sin categoría

No hay jugadoras mayores

VóLEY. Andrés de la Sota explica por qué las deportistas dejan la competencia oficial a corta edad

La Federación Peruana de Vóley ha determinado que las ligas distritales terminen sus campeonatos de la categoría mayores de la temporada 2019 y que los partidos se desarrollen sin público.

¿Pero realmente existe la categoría de mayores? Es decir, ¿en este tipo de certámenes se juega con equipos formados con jugadoras en promedio de 20 años de edad para arriba o lo hacen con deportistas menores de 15 años?

Andrés Efraín de la Sota Vilca está inmerso en el mundo del vóley desde hace 30 años. Hoy se desempeña como vocal técnico de la Liga Provincial de Vóley de Arequipa, además de ser técnico de su club, William G. Morgan, afiliado a la Liga de Paucarpata. De la Sota se pronuncia sobre el tema.

“Es una gran verdad. No hay jugadoras mayores que jueguen su respectiva categoría. La mayoría de los equipos se presentan a los campeonatos con deportistas de 13, 14, 15, 16 años. Es muy difícil ver equipos con elementos de 24, 25 años. Recordemos que la categoría de mayores es la principal categoría de una liga y eso no se está dando”.

De la Sota tiene dos explicaciones sobre la ausencia de voleibolistas mayores. “Primero es el estudio. Hoy en día a los 15 años ya están en las academias preuniversitarias, dejan de entrenar y de a poco se alejan del vóley.

Una segunda es la proliferación de campeonatos no oficiales para mayores, por ejemplo, torneo de señoras o los certámenes que organizan las empresas privadas donde se les da un incentivo a las jugadoras, hasta empleo, pero lo peor de todo es que entre los requisitos para participar les piden estar desafiliadas por lo menos con dos años de antigüedad, es decir, prácticamente las invitan a que dejen el vóley oficial, donde poco o nada reciben desde el punto de vista económico”.

De la Sota también refiere que no hay un buen trabajo de las academias, que han priorizado las categorías de 8, 10 y 12 años. “Es lógico porque es lucrativo, el padre paga por que enseñen a sus hijas, pero no hay un trabajo prolongado.

Las academias en su mayoría buscan ganar más torneos que formar. Buscan la manera de tener más marketing con el afán de decir que son los mejores y de esta manera ser un gancho y reunir más ingresos pese a no tener un buen trabajo de formación.

Desde muy pequeñas les enseñan el saque de mate, se saltan procesos. Hace buenos años que en Arequipa no existe una buena armadora, todo esto porque no hay trabajo y eso es preocupante”, concluye.

Click para comentar

Comentários no Facebook

Arriba