Diario deportivo Todo DxT

Ni vuelta que darle

DUDA QUE MATA

ni-vuelta-que-darle

El titular de la FIFA, el italiano Gianni Infantino, y el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, llegaron a Argentina y de allí se trasladaron en helicóptero al predio de AFA, donde fueron recibidos por Claudio “Chiqui” Tapia, máximo representante del fútbol argentino. Dicen que el objetivo era poner en marcha el Mundial 2030. Por otro lado, el presidente de Argentina, Macri, se reúne con los presidentes de Uruguay y Paraguay para ver la candidatura de los tres países al Mundial del 2030. El “Chiqui” Tapia escribió en su cuenta oficial de Twitter: “Es un honor para el fútbol argentino que nos visiten los presidentes de FIFA y Conmebol en nuestra casa. Gracias Gianni y Alejandro”.

Lo extraño de todo es que justamente ad portas de un partido tan importante como el que jugarán hoy la selección albiceleste y la blanquiroja, se dé este tipo de visitas inesperadas o tal vez “concertadas”. Lo dijo el periodista de Fox Sport Martín Liberman: “Yo, si fuera peruano, estaría muy preocupado por la visita de Infantino a la Argentina”. Debemos quizá pensar los peruanos que todo ya está “cocinado” para que los argentinos ganen y puedan llegar al Mundial o solo lo debemos tomar como una visita de trabajo, teniendo en cuenta que los argentinos siempre nos jugaron chueco, como lo denuncio en días pasados Oswaldo “Cachito” Ramírez y el “Patrón” José Velásquez.

Si hacemos un poco de historia, a Argentina le costó muchas veces ganarnos a nivel de equipo y sobre todo a nivel de selecciones. Basta con traer a la memoria el partido aquel que le ganó Alianza Lima al Boca Junior, en la propia Bombonera, con gol de tiro libre de Víctor “Pitín” Zegarra. O aquella pelea campal que se desató entre los jugadores de Boca y Sporting Cristal, en donde casi los 22 jugadores terminaron presos en una comisaría después de protagonizar una gresca, porque los xeneises se resistían a perder ante los bajopotinos.

En el año 1969, nosotros sacamos del Mundial de México 70 a los argentinos con los goles de “Cachito” Ramírez. Pero 20 años después, el lateral derecho de esa selección argentina Silvio Marzolini dijo en una entrevista que le hicieron en el Gráfico, que la peor vergüenza del fútbol platense fue el haber tenido que pagarle al árbitro yugoslavo Sergio Chechelev para que Bolivia le gane a Perú, ya que el rival a vencer para ellos no eran precisamente los bolivianos, sino los peruanos.

Podríamos recordar al “carnicero” Camino, quien sacó de una patada artera a Franco Navarro de la cancha, el día que el brasileño Arpi Filho se hizo el loco y ni le mostró tarjeta amarilla, cuando debió expulsarlo. O tal vez traer a la mente el empujón de Ricardo Gareca a Javier Chirinos, en el estadio de River, para darle la clasificación a su selección al Mundial de México 86, en donde lograron su segundo título de la mano de Maradona. O recordar aquel gol en fuera de juego que validó el boliviano René Ortube, que anotó Martín Palermo y los clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010. También el 1 a 1, con gol de Johan Fano, en la era de “Chemo” del Solar. O el 2 a 2 en el estadio Nacional por las eliminatorias pasadas. Es decir, los argentinos casi nunca pudieron con nosotros, y eso ellos lo saben muy bien.

Por eso deja duda la visita a la Argentina del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien seguro quiere por marketing y los miles de millones de dólares que significa tener al mejor jugador del mundo, Leonel Messi, en el Mundial de Rusia 2018. Esperemos que las cosas no se den como ya muchos lo estamos pensando, que el arbitraje del brasileño Wilton Sampaio sea lo más honesto, y gane el mejor. ¡Salvo mejor parecer!

 

Click para comentar

Déjanos tu comentario

Arriba