Bastante ruido ha provocado el desafuero que cometió la Comisión de Justicia de la Asociación de Fútbol Profesional (CJ – ADFP) con el asistente técnico de Melgar, Ricardo Ortega, hace dos días.

.

El mexicano fue sancionado con 12 meses sin poder dirigir, tras la agresión cometida en perjuicio del jugador Eduardo Rabanal, de Deportivo Municipal, en el partido del pasado sábado 5 de agosto.

.

Un año trabajando a medias fue considerado un exceso, en opinión de la dirigencia melgariana y del propio Ortega. Es así que el club ‘dominó’ apelará el fallo de la Comisión, exponiendo los motivos por los cuales consideran injusta la sanción contra el profesor.

.

En los próximos días, Melgar hará llegar toda la documentación necesaria para la defensa de Ortega.




síguenos en facebbok