El cuadro italiano fue superior a la sensación del fútbol francés.

La Juventus se clasificó para la final de la Liga de Campeones ayer al ganar 2-1 en su estadio al Mónaco, que ya había perdido 2-0 en la ida, con una gran actuación del brasileño Dani Alves, autor de un gol y de un pase decisivo.
El equipo italiano se enfrentará el 3 de junio en Cardiff al vencedor del Real Madrid-Atlético de Madrid.
En el Juventus Stadium, con un ambiente de fiesta, el gigante del fútbol italiano sometió a la sensación del campeonato francés.
Abrió el marcador en el minuto 33 el croata Mario Mandzukic, al aprovechar el rechace de su propio remate del arquero del Mónaco,  tras un pase desde la derecha de Dani Alves.
Luego llegó el momento de gloria del brasileño, cuando enganchó una espectacular volea al borde del descanso (44), que sentenció la eliminatoria.




síguenos en facebbok